4 tips para conservar las hierbas frescas por mas tiempo

Dale sabor a tus platos con hierbas más frescas con 4 formas de hacerlo

¿Quién no ama sentir el aroma de las hierbas mientras cocina? Es una inspiración para disfrutar la delicia de cocinar  para quienes más queremos, por eso poder disfrutar de cada una de ellas en los diferentes platillos es todo un placer para el paladar. Sin embargo, hallarlas frescas todo el tiempo no es posible, por eso debemos ser prácticas y encontrar la manera de conservarlas para que nos duren el mayor tiempo posible.

 

Descubre estos cuatros maneras que hoy traemos para ti y elije tu favorita:


 

Cubitos llenos de sabor

1-4-tips-para-conservar-las-hierbas-frescas-por-mas-tiempo



Una buena idea es conservar las hierbas en aceite de oliva, para esto usa un recipiente para hacer hielo, incorpora en trozos pequeños la hierba que deseas conservar, luego cubre con el aceite y mételos en el refrigerador. Tendrás como resultado unos cubitos de aceite aromatizados ideales para los guisos y ensaladas. Los cuales solo necesitarás poner en un poco de calor y al derretirse estarán listos para utilizarse. 


2-4-tips-para-conservar-las-hierbas-frescas-por-mas-tiempo


 

Si quieres optar por un proceso más sencillo, lava las hierbas y sécalas minuciosamente. Forma unos pequeños ramitos, amárralos con una cuerda y cuélgalos boca abajo en algún lugar fresco, seco y oscuro. De 15 días a un mes las hojas estarán secas y podrás guardarlas en frascos de vidrio o en bolsas de plástico. 

3-4-tips-para-conservar-las-hierbas-frescas-por-mas-tiempo


 

Si prefieres conservar tus hierbas otra opción es hacerlo en botellas de vidrio, introduces las hierbas entre aceite de oliva, vinagre de manzana o vinagre de vino blanco y las guardas en un lugar seco y oscuro durante 15 días. Después de este tiempo tendrás aceites y vinagres aromatizados ideales ahora usarlos como vinagretas en las ensaladas y condimentos.  


4-4-tips-para-conservar-las-hierbas-frescas-por-mas-tiempo


Y si quieres una solución aún más rápida, opta por lavar muy bien las hierbas y congelarlas. Extiende muy bien las hojas y pon una rama encima de la otra en bolsas herméticas que resistan el proceso de congelación, acomódalas una encima de la otra así cuando requieras una te será fácil  sacarlas y usarlas.

 

 

Con estas cuatro opciones seguro tienes tu elegida para conservar tus hierbas favorita.


Artículos relacionados:

 

 



TOP